Publicado: 19 abril 2013 en Uncategorized

Mi compañera indeseada y a la vez necesaria… Siempre apareces a mi lado cuando menos lo espero, sin avisar ni nada invades mi mente y mi espacio.

Son de estos días que amo estar en soledad, sólo me acompaña mi respiración y mi mente se llena de ideas inconclusas.

Hoy no deseo nada más que dejar pasar el tiempo que sea necesario hasta que vuelva a ser yo de nuevo…

Es bueno darle un respiro al alma de vez en cuando, dejar de preocuparme por problemas sin solución y dejar que la mente y el corazón divagen un poco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s